Saber de jamón

Países donde más se consume el jamón español

on
14 febrero, 2019

“Colados por nuestros huesos (de jamón, eso sí)”. Así están gran parte de los millones de turistas que cada año visitan nuestro país en busca de sol, de cultura, de buena gente y de exquisita comida. Y entre los platos estrella de nuestra gastronomía, no puede faltar por supuesto, el jamón.


No contamos nada nuevo si decimos que, entre los innumerables atributos de España, se encuentra su mundialmente famosa cocina. Cierto es que alrededor de todo el mundo se elabora, de una u otra forma, la pata trasera del cerdo. Pero también es cierto que ninguna tiene el reconocimiento internacional de calidad que posee nuestro producto. El jamón español, y más concretamente el ibérico, se encuentra, sin lugar a dudas, entre los cuatro productos delicatesen por excelencia junto al caviar, el foie o la trufa. Es por eso que, cuando los turistas regresan a sus países de origen, no tardan mucho en solicitar en sus comercios el jamón español.

El 20% de la producción nacional acaba en las mesas de todo el mundo, pero ¿dónde?

Principal destino: Europa

Tratándose de un producto agroalimentario, dos son las principales dificultades a la que se enfrenta para su exportación: las costumbres gastronómicas y las distintas certificaciones sanitarias locales. Por ello, el destino mayoritario de los jamones que se venden fuera de nuestras fronteras (el 80% de las exportaciones aproximadamente) se encuentra en la UE, ya que las diferencias alimentarias no son tantas y compartimos un mercado y una normativa de calidad común.
Nuestros vecinos franceses siguen siendo los principales consumidores de jamón español en Europa. Además de su Jamón de Bayona y de ser también un gran importador de Jamón de Parma, Francia compra más jamón nuestro que ningún otro país del mundo. Sin duda, la cercanía física, así como cultural y gastronómica, ayudan mucho a la hora de vender.
Amantes también de la carne de cerdo y de todos sus derivados, Alemania es el segundo importador de jamón español, seguido de Reino Unido y de países como Bélgica, Holanda o Suecia.

Al otro lado del charco

Si bien es cierto que en el continente americano, Estados Unidos parece un destino muy atractivo (y lo es), la proximidad cultural e idiomática que existe entre México y España hace que sea, fuera de Europa, uno de los países con más demanda de nuestros jamones. El acuerdo entre la UE y México para la supresión de un arancel del 10% que se aplicaba al jamón curado, puede hacer aumentar las exportaciones al país centroamericano. Chile y Venezuela son también mercados al alza en el consumo de jamón español.
Estados Unidos ha sido un hueso difícil de roer. No fue hasta 2004 cuando una empresa salmantina logró la autorización del ministerio de sanidad estadounidense para exportar jamón ibérico a territotio yankee. Así, en 2007, llegaban los primeros jamones ibéricos de forma legal al país norteamericano. Desde entonces, el volumen de exportación de jamón a Estados Unidos no ha dejado de crecer, a pesar incluso de que dos españoles comenzaron a elaborar ibérico en las dehesas de Texas hace ya más de 4 años.

El “Cercano Oriente”

A diferencia de Europa o Latinoamérica, la cultura oriental dista mucho de la española. Sin embargo, es innegable la fiebre que nuestro país despierta en lugares tan alejados como China o Japón.
Actualmente, alrededor de 150 mil toneladas de jamón llegan anualmente al gigante asiático. China cuenta con un enorme potencial de compra, ya que, a pesar de ser el mayor productor mundial de cerdo, no llega a cubrir su enorme demanda. Así mismo, el creciente número de fortunas que están surgiendo, comienzan a demandar productos de gran calidad entre los que no puede faltar el jamón español.
Japón es el quinto destino mundial de las exportaciones de porcino español. Amantes de la cultura española, los nipones son muy estrictos con los controles de calidad, pero tampoco les importa pagar altos precios si el producto responde a los estándares de calidad que reclaman.

De Teruel al mundo entero

No está siendo fácil, pero avanza con paso firme. La conquista del mercado extranjero por parte del Jamón de Teruel DOP terminará llegando tarde o temprano. Actualmente, apenas el 10% de los cerca de 300 mil jamones que se producen bajo el amparo del CRDO Jamón y Paleta de Teruel traspasan nuestras fronteras. Su sabor suave y poco salado, unido a su gran aroma a curado, lo convierten en un producto adaptable a casi todos los paladares. Europa ya saborea el Jamón de Teruel, al igual que países como Japón, Corea del Sur o Hong Kong (dependiente de China). El resto del mundo nos aguarda.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

LA ESTRELLA DEL JAMÓN
Zaragoza

Desde hace más de cuatro décadas, la familia Gómez nos hemos dedicado a la elaboración de jamón. Con la incorporación de la tercera generación, en esta empresa familiar hemos conseguido aunar la experiencia de nuestros antepasados con modernos procesos de elaboración.