Cómo distinguir un auténtico Jamón de Teruel DOP

Comentar

Saber de jamón

Teruel es sinónimo de jamón. El clima frío y seco que caracteriza a esta provincia aragonesa, favorece una curación lenta y prolongada de este producto proporcionándole un sabor y un aroma inconfundibles. Así se sabe en este territorio desde hace años, así se ha hecho de manera tradicional en sus hogares, así se ha ganado una más que merecida fama y la primera Denominación de Origen Protegida de jamón en España.

El pliego de condiciones del Consejo Regulador del Jamón de Teruel garantiza que las piezas por él certificadas, responden a una calidad fruto de la herencia recibida del saber tradicional y de las características orográficas y climatológicas de la provincia. Pero ojo, que no es oro todo lo que reluce, ni “Jamón de Teruel DOP” todo el jamón curado en la provincia de Teruel.

Existe mucha información al consumidor sobre la nueva norma del Ibérico para aprender a reconocer los distintos tipos de jamón que podemos encontrar en el mercado. Un comprador informado es capaz de detectar y por lo tanto evitar el fraude a la hora de adquirir una pieza de estas características. Sin embargo, es fácil seguir encontrando establecimientos que ofrecen jamón de Teruel sin tener la Denominación de Origen. Esta posible confusión puede deteriorar la fama de un producto muy cuidado, con cualidades propias, distintas de otros jamones. Se pueden encontrar las características que diferencian al Jamón de Teruel DOP de cualquier otro jamón curado en la provincia en la web del Consejo Regulador.

Para distinguir un auténtico Jamón de Teruel DOP, basta con asegurarse que cumple con los siguientes requisitos:

  • Además de la vitola de marca comercial, la pieza entera deberá llevar alrededor de la pezuña una vitola numerada con el logo del CRDO Jamón y Paleta de Teruel. Este precinto inviolable, posee codificada la trazabilidad de cada jamón.
  • Debe conservar la pezuña. A un jamón que no ha superado alguno de los parámetros de calidad exigidos en cualquier parte del proceso, se le corta la pata.
  • Todo jamón que haya cumplido la normativa exigida por el Consejo, se marca a fuego con una estrella de ocho puntas acompañada de la palabra Teruel. El jamón deshuesado o loncheado, deberá llevar una contraetiqueta numerada con el logotipo del CRDO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *