Saber de jamón

3 combinaciones con jamón que te sorprenderán

on
23 octubre, 2019
3-combinaciones-con-jamon-que-te-sorprenderan

Estamos convencidos de que no hay nada como un buen plato de jamón. Y es que este manjar tan nuestro, no necesita de ningún acompañante para deleitar nuestro paladar. Sin embargo, a nadie le resulta extraño comer el jamón con cualquier variedad de pan, ya sea normal, tostado o con picos, y regar ese pan con aceite e incluso con tomate rallado. Tampoco le es ajeno a nadie el clásico melón con jamón veraniego, o el ver lascas de jamón en ensaladas de fruta o sopas frías como el salmorejo. Pero… ¿alguno de vosotros ha probado el jamón con fresas, con anchoas o con chocolate?

Jamón con fresas

En anteriores post os hemos propuesto recetas de jamón con frutas como el aguacate, los higos o el mango. Hoy queremos proponeros una mezcla que, cuanto menos, resulta curiosa: el jamón con fresas.

Según Bernard Lahousse, Peter Coucquyt y John Langenbick, creadores de Foodpairing -una herramienta que analiza las moléculas aromáticas de un ingrediente- el jamón ibérico posee numerosas coincidencias con frutas como la piña, la pera conferencia o las fresas. Y es que no podemos obviar que el olfato es el responsable del 80% de nuestro sentido del gusto.

Para probar esta combinación, os proponemos una sencilla ensalada. Solo necesitáis una base de lechugas (el popular mesclun o mezclum), tomate, nueces, fresas, pera conferencia, cebolla morada y unas lonchas de nuestro Jamón Ibérico de Bellota 50% Raza Ibérica Sierra Palomera. Si la acompañáis de una vinagreta con un vino dulce como el Pedro Ximénez, el resultado no os va a dejar indiferentes.

Jamón con anchoas

A nadie le sorprende la combinación de jamón con pescado. ¡Qué sería de las truchas sin el jamón! Sin embargo, quizás no hayáis pensado que dos productos cuyo conservante principal sea la sal, combinen bien en un solo bocado. Pues lo hacen, y mucho.

En esta ocasión, nuestra recomendación pasa por combinar unas buenas anchoas del Cantábrico, bien limpias de sal, con el sabor dulce de nuestro Jamón de Teruel DOP Sierra Lindón.

Para sorprender a vuestros comensales, os proponemos un pincho para el aperitivo: una tosta de anchoa, con crujiente de Jamón de Teruel DOP y emulsión de remolacha.

En un post anterior ya os mostramos la forma de hacer el crujiente de jamón, pero os lo recordamos rápidamente. Cubrid una bandeja de horno con una capa de papel parafinado. Sobre esta, colocad unas lonchas de jamón y encima, otra capa de papel de hornear. Para que el crujiente nos quede recto, poned algo de peso sobre el conjunto (otra bandeja de horno sería ideal). Introducid unos 30 minutos en el horno que previamente habremos calentada a unos 120 ºC (también podéis hacerlo en un plato y en el microondas).

Para hacer la emulsión de remolacha (otro producto con numerosas coincidencias aromáticas con el jamón, según Foodpairing), vertemos un bote de remolacha cocida en un vaso de batidora y trituramos añadiendo aceite poco a poco como si hiciéramos una mayonesa. Con paciencia, irá emulsionando hasta conseguir la textura deseada.

Tras tostar el pan en rebanadas, lo cubrimos con tomate rallado, colocamos la anchoa, un toque de la emulsión de remolacha y decoramos con el crujiente de jamón. ¡Todo un acierto!

Jamón con chocolate

Lo reconocemos, esto parece el colmo de las “guarrindongadas”. La verdad es que la primera imagen que se nos viene a la cabeza cuando mencionamos esta mezcla, es un sándwich de jamón con nocilla, pero nada más lejos de la realidad. ¿Nadie ha oído hablar de los guisos de conejo o de jabalí con chocolate? Pues por ahí van más los tiros.

Para probar esta combinación os invitamos a cocinar un risotto con cerveza, jamón y chocolate. Hace un tiempo os mostramos la forma de hacer un risotto de langostinos, castañas, champiñones y Jamón de Teruel DOP, así que en esta ocasión os invitamos a sustituir el vino blanco por cerveza y a espolvorear un poco de chocolate (al 70% de cacao mínimo) rallado para finalizar el plato. Veréis cómo la combinación os sorprende.

Pero si esto no es suficiente, hace ya unos años que el Centro Tecnológico Agroalimentario Extremadura (CTAEX) patentó una barrita de chocolate con jamón ibérico a modo de snack: los “Chachos”.

Y es que no hay duda, un producto tan maravilloso como el jamón, marida con todo, o casi todo.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

LA ESTRELLA DEL JAMÓN
Zaragoza

Desde hace más de cuatro décadas, la familia Gómez nos hemos dedicado a la elaboración de jamón. Con la incorporación de la tercera generación, en esta empresa familiar hemos conseguido aunar la experiencia de nuestros antepasados con modernos procesos de elaboración.